A pesar del rechazo gremial, regresa la presencialidad en las escuelas

A pesar del rechazo gremial, regresa la presencialidad en las escuelas

Desde este martes, y por el lapso de dos semanas, el gobierno de la provincia de Santa Fe habilitó la presencialidad en las escuelas públicas y privadas para los grupos prioritarios, es decir, primer y séptimo grado de primaria; primer y quinto o sexto de secundaria.

La medida fue cuestionada por todos los gremios docentes, sin excepción, al entender que se adopta en el peor momento de la pandemia, sobre todo en la capital provincial, donde los casos rondan los 300 diarios.

En este sentid, desde Sadop sostienen que no "están dadas las condiciones para la presencialidad en las escuelas". El secretario general del gremio Pedro Bayúgar sostuvo por LT9 que "no se justifica convocar faltando siete días hábiles para la culminación del año a la presencialidad sin la preparación necesaria, sin verificar los edificios ni los protocolos. Sería un manotazo de ahogado para intentar demostrar que se hizo algo".

La semana pasada el secretario de Educación de la provincia de Santa Fe, Victor Debloc, había aclarado por LT9 que el regreso de la presencialidad  no será para el dictado de clases, sino para encuentros afectivos entre docentes y alumnos, bajo los protocolos dispuestos por el ministerio de Salud

Debloc reiteró que “no se dictarán clases” y que serán “jornadas reducidas”. Agregó que no podrán ser todos los alumnos juntos y al mismo tiempo. “Serán pequeños grupos y en lo posible al aire libre en los patios, debajo de algún árbol”.

Sobre el rechazo de los gremios al regreso de la presencialidad en las escuelas de la provincia de Santa Fe, Debloc dijo que “son posiciones y se las respeta, pero el ministerio toma las decisiones”.

“No es presencialidad de clases, como ocurre en escuelas rurales. Son encuentros afectivos pequeños, de no más de 8 personas por grupo” concluyó el funcionario.