Con 100 espectadores permitidos, y todos los protocolos a cumplir, dificil que la Ceresina vuelva enseguida

Con 100 espectadores permitidos, y todos los protocolos a cumplir, dificil que la Ceresina vuelva enseguida

Finalmente trascendieron muchos mensajes cruzados entre dirigentes de clubes, entrenadores y hasta jugadores después de conocerse el anticipo de este sitio de noticias sobre la autorización de vender 100 entradas por partido, en torneo oficial.

Aunque la Liga Ceresina tiene programada su reunión presencial con los clubes afiliados para el miercoles 17, ya se puede avizorar como adelanto, que «SERÁ MUY DIFICIL VOLVER EN EL CORTO PLAZO».

Los motivos son varios, primero, esas 100 entradas no cierran por ningún lado. Si un club cobra $ 300 una entrada (una exageración) se recaudarian 30 mil pesos. Segundo, habra que contar con termómetros en cada estadio, tomar temperaturas, firmar constancia de responsabilidad ante un contagio de Covid 19 y no usar vestuarios, algo clave. Tercero, en la Liga Ceresina no cierra el tema transporte. No solo por el alto costo, sino por las condiciones en las que deben viajar los jugadores. Si se toma los 17 de primera division, más cuerpo técnico, y contando solo 12 jugadores de reserva, se totalizarían unos 35 pasajeros. Pero no se podrian agregar más, porque en el micro se debe viajar espaciado. Cuarto: Nadie se imagina un torneo todos contra todos por los costos, no solo para abrir estadio propio, sino por los extensos viajes, y lo que se deriva de la competencia, sueldo de entrenadores, jugadores de refuerzo, y otras ayudas. En los clubes no hay un solo peso, aunque se piensa en la lista de los posibles sponsors.

En su gran mayoria, a excepción de dos o tres clubes, la mayoria es prudente en mirar el regreso. El miercoles 17 se discutirán estos terminos, y las condiciones, pero ya este mismo miercoles, en varias clubes se bajó el pulgar a la vuelta en marzo del torneo oficial. Probablemente finales de abril, y comienzos de mayo suenen más coherentes en este contexto sanitario con tantas incertidumbres.

CeresCiudad