El Gobierno desaconsejó salir de la provincia para las vacaciones de invierno

El Gobierno desaconsejó salir de la provincia para las vacaciones de invierno

Con más de 1,8 millones de dosis aplicadas en Santa Fe y un plan de inoculación cuya población objetivo alcanza a menores de 35 años, desde el Ministerio de Salud pidieron a los santafesinos que, durante las vacaciones de invierno que se avecinan, realicen viajes de cercanía dentro de la provincia, en tanto recordaron que, después del feriado de Semana Santa, comenzaron a subir los casos en Santa Fe.

La cartera sanitaria indicó que el registro provincial de vacunación tiene un total de 1.965.103 inscriptos y que, con las 5.609 dosis aplicadas ayer, la provincia llegó a las 1.824.098 inoculaciones, lo que representa el 95,87% del total enviado por la Nación desde diciembre, que asciende a 1.902.700 dosis.

Martorano en tanto, sugirió “hacer turismo de cercanía”, dentro del territorio santafesino. “El virus está a la vuelta de la esquina y es inminente el ingreso de la variante Delta al país”, advirtió. “No hay que ir a buscar al virus, se deben evitar las aglomeraciones y no hay que relajarse. Hemos comprobado que el 6 de abril, cuando terminó la Semana Santa y la gente comenzó a volver de esas vacaciones comenzó la segunda ola”.

Si bien destacó que los índices sanitarios estaban mejor en relación a la cantidad de contagios y la ocupación de camas críticas en hospitales y sanatorios la llegada de la cepa Delta no permite relajarse. “Ya hubo casos positivos que están aislados en Buenos Aires. No puedo decir una fecha, pero con el ingreso de esa variante del coronavirus tendremos una tercera ola, que puede ser más compleja por las mutaciones de las cepas. Por eso es muy importante los cuidados en las fronteras”.

“Hay que seguir con todos los cuidados y seguir siendo muy estrictos porque vamos a convivir con este virus. Falta poco para completar la vacunación. Lo mejor que podemos hacer es demorar la llegada de la tercera ola. Para evitar mortalidad, internaciones y no olvidar algo que no es menor: el recurso humano en salud está agotado. Se más de un año que se trabaja en esta enfermedad. Tenemos que tener empatía y evitar las internaciones cuando sabemos que el virus está a la vuelta de la esquina y que es inminente el ingreso al país de la variante Delta”, agregó.