Un juez santafesino liberó a un violador porque usó preservativo

Un juez santafesino liberó a un violador porque usó preservativo

Un juez santafesino liberó a un violador porque usó preservativo para cometer el abuso. El magistrado envuelto en la polémica decisión es Rodolfo Mingarini quien excarceló a un albañil acusado de haber violado a una mujer.

El caso, que tiene amplia repercusión mediática, ocurrió en el norte de la ciudad, sin precisiones para preservar la identidad de la mujer que denunció haber sido víctima del ultraje.

El juez puso en duda la violación: "No puedo reconstruir cómo hace para colocarse el profiláctico y luego avanzar sobre el cuerpo de la víctima que se negaba. Ahí me genera la mayor duda", expresó Mingarini, durante una audiencia en la que se discutía un pedido de excarcelación del presunto agresor.

Por tanto, el magistrado dispuso mantener la acusación por el delito sexual que pesa sobre el albañil y, como medida de seguridad para la víctima, dispuso una orden de alejamiento y prohibición de contacto.

Según explicó el juez, adoptó esa decisión porque no está claro cómo ocurrieron los hechos, lo que deberá esclarecerse en un juicio oral. “No puedo relacionar ni entrar en la lógica de colocarse el profiláctico para tener esta relación cuando tiene que estar sometiendo a la víctima”, dijo el juez.

Al respecto, Paula Spina, directora del Observatorio de Violencia de Género de FCJS-UNL, señaló por LT10 que “durante muchísimas décadas el discurso patriarcal y sexista fue funcional a la Justicia penal”.

En este sentido, indicó que “es muy importante la reacción social” en estos casos, para entender “cuáles son los límites del discurso patriarcal en el ámbito judicial”.

Repudio a la decisión del juez 

Por su parte, la Mesa de NiUnaMenos de Santa Fe, en un comunicado, repudió la decisión del juez y recordó que Mingarini tiene el antecedente de  dejar en libertad, hasta que se realice el juicio, a un hombre acusado de haber golpeado y prendido fuego a su ex pareja, provocándoles heridas graves. En ese caso, el juez desechó el pedido de que lo mantuviera detenido, para preservar la seguridad de la víctima.